En un Conflicto tan largo como es el de Oriente Próximo, nos hemos acostumbrado lamentablemente a las “luces y las sombras”, porque cuando un día se habla de una “Nueva Cumbre o Conferencia de Paz”, al otro se da la noticia de una incursión armada o del lanzamiento de cohetes Qassam.

Precisamente en las últimas semanas ha habido un intenso movimiento diplomático tanto en la zona como a nivel internacional, lo que puede estar abrigando en algunos círculos esperanzas en este laberinto político-estratégico-militar.

Pero no seamos ciegos y tratemos de analizar sobre el terreno lo que esta ocurriendo:

La nueva iniciativa de George Bush de lanzar la propuesta de una Conferencia Internacional de Paz sobre el conflicto palestino-israelí, esta enlazada directamente con el reciente nombramiento por parte del cuarteto de Madrid de Tony Blair, enviado especial a la zona, como el nuevo Mesías que traerá la paz y a pesar de su fracaso y desprestigio en sus propias filas por la crisis de Irak.

El presidente de EEUU necesita deseperadamente un exito a nivel internacional que le avale ante su propio pueblo y ante los libros de historia, dado el fracaso estrepitoso de Irak, ahora lo busca en Oriente Próximo.

Querer tomar nuevamente el timón de la Paz en la zona por parte de EEUU para el próximo otoño, no lo hace creíble, dada su parcialidad con Israel, y dado que en lo últimos años existieron diversas propuestas americanas , todos fallidas que bailaban al son de los designios de la política israelí en torno al conflicto, y que por lo tanto quedaron hasta el día de hoy en papel mojado, pareciendo que no hay dos políticas diferentes entre ambas potencias , aunque algunos se empeñen en afirmar lo contrario.

Hoy esta iniciativa pretende seducir a la Comunidad Internacional , incluidos los palestinos cuando se habla de la solución de dos Estados: Uno palestino y otro Israelí.

Lo que no esta claro en esta propuesta de Estado Palestino es si incluirá:

1. La de un Estado Palestino dentro del 22% de la Palestina histórica, lo que significa la retirada total del Ejercito Israelí de Cisjordania y la vuelta a las fronteras Del 67.

2- El problema de Jerusalén.

3- Incluir en las negociaciones a Hamas, de la misma manera que Francia admitió sentarse con Hezbollah en la Conferencia de Paz para la reconstrucción del Líbano recientemente celebrada en Paris, a pesar de la oposición de determinados sectores.

Pero lo que si está claro, es que estos pretendidos movimientos de Bush se producen cuando crece cada vez más la oposición de la población americana a su gestión en la guerra de Irak, convirtiéndose ya en mayoritaria además de una fuerte contestación en la Comunidad Internacional , lo que ha producido que la Administración Norteamericana tenga el índice de popularidad mas bajo desde el inicio de su gobierno .

Esta iniciativa de Bush y del Cuarteto debe entenderse en el contexto del nuevo Gobierno Palestino formado en Cisjordania, liderado por Abbas y respaldado por Israel y la Comunidad Internacional , después del profundo cisma palestino, tras la toma de Hamas por la fuerza de la franja de Gaza.

Las actuales negociaciones entre Abbas y Olmert en Jerusalén y próximamente en Jericó se producen en un contexto de estrategia sincronizada que comparten, el Presidente egipcio Mubarak, el Rey jordano Abdala II y el Presidente George Bush y que excluye de forma taxativa a Hamas.

Olmert sin embargo se ha negado a tratar los temas más críticos, como Jerusalén, las fronteras que delimitarán ambos Estados, la cuestión de los refugiados palestinos y la retirada israelí de Cisjordania.

Estas negociaciones se enmarcan dentro de un acercamiento de los respectivos Ejecutivos Palestinos-Israelíes a través de la política pequeños pasos para acercar posiciones, aunque sin duda Abbas propone una negociación acelerada a demandas concretas de la realidad Palestina en la Cisjordania ocupada, y Olmert propone una negociación ralentizada en consonancia con la negación existente en la población israelí .

Entre los acuerdos logrados entre Abbas y Olmert destacan:

*La liberación de 250 presos de las cárceles israelíes, y el cese de la persecución de otros 150 miembros de Al-Fatah por parte ejercito israelí.

*La inyección 190 millones de dólares a la economía Palestina.

*El gesto de abandonar las armas por parte de Las brigadas de los mártires de Al-Aqsa que son una milicia dependiente de Al-Fatah.

Estas posiciones obviamente son pequeños pasos positivos de acercamiento pero no tienen nada que ver con un acuerdo global del conflicto.

Lo cierto es que la estrategia de Israel y la comunidad internacional es pretender ahondar aún más en una Palestina dividida, favoreciendo la Islamización y la opción fundamentalista de Hamas marginándola taxativamente de cualquier tipo de negociación.

Aunque las últimas declaraciones de Khaled Meshaal dirigente palestino en el exilio, anunciando que su movimiento “está a punto de restituir el control de las instituciones de la Franja de Gaza a la Autoridad Nacional Palestina del presidente Mahmud Abbas” y pidiendo disculpas por los errores cometidos durante la toma de la Franja de Gaza el pasado mes, no parecen ser tenidas en consideración por la “ realpolitik ”.

Recordemos que hasta no hace mucho tiempo Al-Fatah era vista por Israel y EEUU como el reflejo político de una organización anti-israelí más, dada su negativa a reconocer el estado de Israel y plantear su destrucción precisamente ahora son todos alabanzas debido a su moderación, y a la encrucijada política que se encuentra dirigiendo unas población sin estado en condiciones de ocupación, miseria, hambre, destrucción y embargo.

De esta manera es fácil criminalizar a Hamas la cual, merece nuestra reprobación por su intento de tomar el poder por la fuerza, aumentando la división palestina y provocando una sangrienta represalia contra todo lo que huela a Al-Fatah.

De la misma forma Al-Fatah, desde el triunfo de Hamas en las elecciones no ha aceptado su clara derrota debido al voto de castigo que le infligió la población palestina por la previa gestión corrupta durante muchos años de gobierno, fue tan responsable como la Comunidad Internacional e Israel que alentaron el hostigamiento a Hamas precipitando lo que ya es por todos conocido.

Sin duda la Comunidad Internacional incluida la UE , pone de manifiesto la intencionalidad en el terreno de “divide y vencerás”.

Los principales perjudicados en esta situación, como de costumbre, será nuevamente la población civil Palestina, especialmente en Gaza, quien esta atravesando por una situación de crisis humanitaria, como demuestran las diversas denuncias realizadas por UNICEF y otras organizaciones humanitarias.

A propósito de la situación en Palestina el Poeta Nacional Palestino Mahmud Darwish declaro En Julio en Haifa en un acto público, que la división de Palestina entre Hamas y Fatah como territorios independientes es un suicidio nacional.

Pensamos desde la plataforma que no podrá haber solución de dos Estados si el Estado Palestino que se quiere ofertar en las negociaciones, se convierte en un territorio de islotes tipo bantustanes sudafricanos recorridos y separados firmemente por carreteras y/o muros israelíes

Si la solución de dos Estados se considera viable la comunidad Internacional, tendrán que explicar a las partes como será, y solamente podrá ser si se llega a un acuerdo justo y duradero aceptado por referéndum por ambos pueblos.

Si finalmente resulta una paz impuesta y no negociada para el interés de la Alta Política y de las multinacionales de la guerra, ambos pueblos perderán, no será paz y habrá continuidad de enfrentamiento.

Si no es posible pactar la solución de dos estados dado que la realidad de facto, es una trampa debido a los asentamientos israelíes creados en los 40 años de ocupación por los distintos gobiernos de ese país , de los cuales el 40% rodea Jerusalén, los Gobiernos que negocian actualmente una solución deberán expresarlo claramente y en voz alta.

Si no lo hacen, será entonces la sociedad civil de ambos pueblos quién deberá denunciar esta situación y, buscar soluciones alternativas que satisfagan al ambas partes, planteando una solución global justa y duradera al conflicto con un calendario final de negociación.

-.La paz es posible si se moviliza las conciencias de los pueblos.-