Las últimas semanas del conflicto palestino-israelí han estado marcadas por los sangrientos enfrentamientos por el poder, entre Hamas y Fatah especialmente en la Franja de Gaza.

Más de 80 muertos, 300 heridos, sumado a los secuestros, inseguridad y parálisis parcial o total de la actividad de los territorios ha sido la nota dominante.

Los repetidos intentos de mediación por parte de Siria, Jordania y Egipto han sido infructuososos y en este período los protagonistas de las facciones de ambos bandos han hecho oídos sordos a los repetidos acuerdos del alto el fuego firmados por parte de M. Abbas y I. Haniya. Esta situación pone de manifiesto varías cuestiones centrales: El deterioro y el emprobecimiento de la vida en Palestina debido a el embargo de la Comunidad Internacional, llega a niveles de haber sumido en la pobreza a mas del 70% de la población con un índice de paro muy elevado y con una visión pesimista, lo que lleva a la población Palestina a la desesperación, la acusación mutua de responsabilidades por la situación y a la violencia generalizada contra el bando contrario como la única vía para resolver los graves conflictos.El deterioro y el emprobecimiento de la vida en Palestina debido a el embargo de la Comunidad Internacional, llega a niveles de haber sumido en la pobreza a mas del 70% de la población con un índice de paro muy elevado y con una visión pesimista, lo que lleva a la población Palestina a la desesperación, la acusación mutua de responsabilidades por la situación y a la violencia generalizada contra el bando contrario como la única vía para resolver los graves conflictos.

La posturas encontradas entre Hamas y Fatah para salir de este callejón, conducen a la reunión de La Meca (con mediación de Arabia Saudí), que se esta celebrando en estos días sin fecha de definitiva finalización.

El objetivo de esta reunión a la cual concurren Abbas y Dahlan, como representantes de la ANP, Haniya (Representante del Gobierno de Hamas) y Meshal (Líder de Hamas en el exilio) es la formación de un Gobierno de Unidad Palestina.La diligencia Palestina tuvo siempre un gran celo por resolver los asuntos internos en casa. Sin embargo la magnitud de la tragedia actual en Palestina, donde se pone en evidencia las grandes divisiones y la incompatibilidad de mantener los acuerdos de alto el fuego hace imprescindible y necesaria la mediación externa de Arabia Saudí, uno de los principales soportes financieros posibles para solventar momentáneamente el hambre y la destrucción en Palestina.

Un Gobierno de Unidad Palestina como objetivo fundamental no será suficiente para la UE, Israel y Estados Unidos si al mismo tiempo en esta reunión no se firma un acuerdo que decrete el cese de la violencia y reconocimiento del derecho de la existencia al Estado de Israel. Difícilmente se llegara a estos acuerdos mientras Hamas siga al frente del Gobierno Palestino, aunque se han esbozado algunos puntos de moderación indirecta en estas cuestiones por parte del ejecutivo Palestino.

1- El final de la ocupación israelí en Palestina y la retirada de las tropas a las fronteras existentes en 1967.

2- El establecimiento de un Estado Palestino en Cisjordania y Gaza.

3- El reconocimiento del Estado de Israel por parte de todos los Estados Árabes.

El ajedrez político se sucede sin cesar en el conflicto Palestino-Israelí, entre intentos diplomáticos, contrapartidas políticas y enfrentamientos armados.La ocupación continua y se incrementa cuatro nuevos asentamientos en Cisjordania han sido fotografiados desde el aire y denunciados por el moviendo pacifista Israelí “Paz Ahora”.

Alrededor de Jerusalén se sigue construyendo en territorio Palestino violando el Derecho Internacional. El muro de la Vergüenza, se sigue construyendo, sigue dividiendo, aislando y haciendo la vida impracticable a miles de palestinos.

Las fuerzas de la sociedad civil Palestinos-Israelíes, junto a los organizaciones de Cooperación Internacional que actúan en la zona, y los movimientos y voces pacifistas Internacionales, que abogan por una solución negociada , son elementos claves que hay que apoyar y tener presente en este largo camino hacia LA PAZ.